república Dominicana, el blog


Poesía Dominicana
mayo 26, 2006, 3:01 pm
Filed under: Uncategorized

 Tres obras fundamentales documentan las primeras actividades poéticas de los nativos de La Española, iniciadas en la segunda mitad del siglo XVI. Ellas son: Elegías de varones ilustres de Indias (1589), de Juan de Castellanos (1522-1607); Discursos medicinales (obra inédita cuyo manuscrito se encuentra en la Universidad de Salamanca), de Juan Méndez Nieto (1531-1616) y Silva de poesía (obra también inédita depositada en la Biblioteca de la Real Academia de Historia de Madrid), de Eugenio Salazar y Alarcón (1530-1602)
     En Elegías de varones ilustres de Indias, una extensa crónica compuesta de 113,609 versos Castellanos destaca los acontecimientos más sobresalientes de la conquista del Nuevo Mundo y menciona, sin incluir textos de ellos, a los versificadores a Juan de Guzmán, Francisco de Liendo, Arce de Quirós y Diego de Guzmán. Del mismo modo, Juan Méndez de Nieto se refiere, en Discursos medicinales, se refiere a la condición de versificadores de Juan de Guzmán y  Luis de Angulo. 
    

Eugenio Salazar y Alarcón, por su parte, en la introducción a su Silva de poesía, da constancia de la existencia de los versificadores Francisco Tostado de la Peña, El vira de Mendoza y Leonor de Ovando. De Tostado de la Peña sólo se conoce un soneto escrito en 1573 cele-brando la llegada a La Española de Salazar de Alarcón, nombrado Oidor de la  Isla el 19 de junio ese mismo año. De Elvira de Mendoza no sobrevivió nada y de Leonor de Ovando se conservan cinco sonetos y unos versos sueltos, escritos entre 1574 y 1580 para responder a igual número de composiciones que les dedicó Salazar en ocasión de diferentes festividades religiosas. El soneto de Tostado de la Peña carece de valor literario; en cambio, los de Sor Leonor de Ovando, perteneciente al convento Regina Angelorum, testifican la presencia de una lírica sostenida desde los primeros años de vida colonial dominicana.
Marcelino Menéndez y Pelayo, en su Historia de la poesía hispanoamericana, apenas le con-cede valor bibliográfico a los textos poéticos de Sor Leonor de Ovando, ignorando con ello la riqueza descriptiva de los motivos religiosos y la profundidad mística de sus versos. Pelayo no advirtió en Leonor de Ovando que su lírica  respondía a la práctica común de los modelos vigentes en la España imperial de entonces. Al respecto ha señalado Carlos Federico Pérez en Evolución poética dominicana “Dentro de las líneas del apremio clasicista a que propendía la poética de alto vuelo es posible señalar en Leonor de Ovando particularidades de interés. El concepto místico es una de ellas. La sutileza conceptual obedece a los mismos intereses que en un orden más predominantemente retórico produjeron las modalidades externas del barroco literario, con su abuso de la metáfora, el neologismo y el hipérbaton. El juego conceptual es parte de lo que luego sería el contenido del mismo fenómeno” (31). Además del juicio de Carlos Federico Pérez, Leonor de Ovando tiene privilegio de ser la primera mujer del Nuevo Mundo en incursionar en el terrero de la poesía, anticipándose casi un siglo a la destacada poeta y religiosa mexicana Sor Juana Inés de la Cruz.    
Con el pretexto de controlar el contrabando comercial de los piratas ingleses, holandeses y franceses que azotaban a la Isla, en agosto de 1603 Felipe II ordenó despoblar y destruir la parte norte de Santo Domingo. La orden real fue ejecutada por el gobernador Antonio Osorio, entre 1605 y 1606. Esa decisión de la Corona fue fatal para La Española, cuya hegemonía cultural y política había comenzado a debilitarse, debido a que el descubrimiento de México y Perú desplazó hacia esas zonas del Nuevo Mundo a muchos conquistadores deseosos de obtener gloria y fortuna. Un acontecimiento considerado por muchos hispanófilos como singular para el avance la naciente cultura dominicana ocurrió en el tercer lustro del siglo XVII, la llegada de Tirso de Molina a La Española.  Su participación con dos canciones, tres glosas, dos romances y una canción real de cinco estancias en un certamen poético organizado en la Isla el 8 de septiembre de 1615, del cual salió triunfador, le permitió obtener su primer triunfo importante como escritor. No hay, sin embargo, ninguna evidencia de que su estancia en La Española (1515-1517) influyera sobre los poetas isleños de entonces, pues el propósito de la misma era organizar los conventos de su orden establecidos en la isla.    
     

La figura literaria de mayor relieve del siglo XVII fue el prosista Luis Gerónimo de Alcocer (1598-1665), autor de Relación sumaria del estado presente de la Isla Española en las Indias occidentales, escrito hacia 1650. Alcocer no hace mención de poetas en su relación. No es sino hacia finales del siglo que se dejan sentir los versificadores Tomasina de Leiva y Mosquera, Baltazar Fernández de Castro, Francisco Melgarejo Ponce de León, Antonio Girón de Castellanos, Alfonso de Carvajal, Diego Martínez, Tomás Rodríguez de Rosa y Diego de Alvarado, quienes dejaron constancia de su labor poética en la introducción de la obra Antiaxiomas morales, médicos, filosóficos y políticos (1682) Francisco Diez de Leiva.   
     

La decadencia cultural y económica de Santo Domingo en el siglo XVIII, motivada por el estado de abandono a que sometió España a sus colonias hispanoamericanas, hizo que los escritores isleños más valiosos abandonaran el país en busca de un ambiente intelectual propicio para el desarrollo de sus ideas. A ese suceso adverso se suman el cierre de la Universidad Santiago de la Paz y el traspaso de la parte oriental de la isla a Francia en 1795, mediante el tratado de Basilea. El hecho más afortunado de esta centuria es llegada de la imprenta al país, ocurrida a mediados de siglo, aunque el primer documento impreso en Santo Do-mingo que se conserva (Novena para implorar la protección de María Santísima, por medio de su imagen Altagracia) data de 1800.
     

Antonio Sánchez Valverde y Ocaña (1729-1790) es el intelectual nativo más brillante del s-glo XVIII. Se destacó como historiador, escritor, sacerdote, político y orador, pero no como poeta.  Sus conocimientos de la historia, la geografía y las costumbres de La Española, desde el inicio de la vida colonial hasta el siglo XVIII, quedaron plasmados en Idea del valor de la Isla Española (1785). En Idea del valor de la Isla Española, Sánchez Valverde plantea, primero, la imposibilidad de separar la Isla Española de España, pues entendía que ambos territorios formaban un sólo país y, segundo, la importancia de que el rey de España estuviera informado del valor material que todavía tenía La Española para la Corona.  Además de Idea del valor de la Isla Española, Valverde es autor de Reflexiones sobre el estado actual del púlpito y medios de su reforma e instrucción a predicadores (1781),El predicador (1782), Sermones panegíricos y de misterios (1783), y La América vindicada de la calumnia de haber sido la madre del mal venéreo (1785).
     

Otros autores importantes del siglo XVIII son Pedro Agustín Morell de Santa Cruz (1694-1768) y Jacobo Villaurrutia (1757-1833).

FOTOS DE REFERENCIA:

RAFA DAMIRON1.JPG  

Rafaél Damiron: poeta, dramaturgo periodista y político.                         


8 comentarios so far
Deja un comentario

Rafael Damiron es un exelente poeta no hay mas que decir es sensacional sin duda y todos sus proyectos han tenido un futuro impresionante.Me complace que sea dominicano.

Comentario por julissa

Les invito a visitar mi blog con un artículo titulado “El Taller Literario César Vallejo en la RD”
http://blog.pucp.edu.pe/index.php?blogid=709

Comentario por pedro

muy buena gracias a ustedes tengo muy informacion

Comentario por tania

muy buena pagina

Comentario por tania

muy buena informacion pero deberiasn ser mas claro

saludos!

grax….

Comentario por luisa@@@!!!

en realidad es muy buena toda esta informacion sin duda pero deberian ser mas especificos y no abundar tanto

Comentario por yankyy

sii sus letras son muy pequeñas…hola a todos

Comentario por alice

ay no hable de lo que yo quiero esa pagina es un disparate botenla porfavor

Comentario por ronald federico valenzuela ogando




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: